Réquiem por Las Tiñosas

El próximo 1 de febrero de 2017 será un día aciago para la comarca del Valle de Alcudia-Sierra Madrona. Si nada lo remedia, dará comienzo la demolición de las “casitas” de Las Tiñosas y se propinará el enésimo revés a los anhelos por conservar y mantener un trocito de patrimonio cultural y natural.

Imagen de la fuente de Las Tiñosas (Foto: Cristian Rojas)

Imagen de la fuente de Las Tiñosas (Foto: Cristian Rojas)

Lamentablemente, en nuestro territorio nos hemos desensibilizado demasiado pronto ante la pérdida gradual de elementos patrimoniales que son claves para entender la importancia estratégica de un territorio, que pese a estar declarado como Parque Natural, sigue adoleciendo de una falta de arrojo y coherencia para posicionar toda la zona como un destino turístico sostenible y que pueda posibilitar la reactivación socioeconómica de municipios condenados al envejecimiento de su población y a la emigración de parte de la misma.

Y como os decía, el próximo 1 de febrero será otro día fúnebre para el territorio. Ya han colgado la esquela pertinente, al sepelio podrá asistir todo aquél que sienta cierto desgarro en su corazón ante la extremaunción que se va a dar a un conjunto de casas que fueron cedidas en su día a antiguos trabajadores de Mina Diógenes, una explotación minera ya cerrada que tuvo gran importancia pues desde la antigüedad los romanos llegaron a asentarse en un poblado para extraer la galena argentífera.

Las Tiñosas siempre se ha vinculado a la actividad minera en Diógenes y cuando la mina cerró en los años 70 del pasado siglo, el declive se hizo notorio. Hasta tal punto de que, al parecer, sus días están contados. De nuevo el tic-tac corroe las esperanzas porque los agentes del territorio sepan dinamizar y poner en valor recursos que se van al garete por el tema recurrente, los propietarios de fincas (muchos recursos no puestos en valor están dentro de las mismas) a los que no les duelen prendas derrumbar edificios que poseen una carga histórica importante. Si a ello sumamos que en Las Tiñosas hubo un balneario de aguas ferruginosas (cuyo acceso está cerrado a cal y canto) y aún existe una fuente con templete de la que mana apenas un hilillo de “agua agria”, alcanzamos a entender la relevancia de una zona que en el ámbito de los hervideros volcánicos (tan extendidos en el Campo de Calatrava) adquiere características propias y singulares.

Casas de Las Tiñosas (Foto: Cristian Rojas)

Casas de Las Tiñosas (Foto: Cristian Rojas)

Pero nada de esto parece importar a las administraciones. Ni al ayuntamiento de Solana del Pino (el paraje de Las Tiñosas está dentro de su término municipal) quien ha concedido la licencia para iniciar las tareas de derrumbe, ni a la dirección del Parque Natural que parece mirar a otro lado. Por mucha estrategia de desarrollo, por mucho Plan Rector de Usos que se pretenda aprobar, de algún modo, coparticipan para dar la puntilla a Las Tiñosas, y otro recurso turístico que se irá al carajo.

¿Por qué insisto tanto en la relevancia del antiguo balnerario de Las Tiñosas? Hagamos un poco de recorrido histórico:

En una de las obras del insigne médico puertollanense Alfonso Limón y Montero, encontramos la primera referencia pues el galeno no hace una descripción de las propiedades medicinales de sus aguas como las que hace para otras de características similares; pero en el libro “Bibliografía hidrológica-médica española.-Manuscritos y Biografías” de Leopoldo Martínez Reguera escrito hacía el año 1818 se señala lo siguiente: “Este manantial de Las Tiñosas ha llegado a cobrar tal fama y concurrencia, que hace años, suele exceder de 1000 el número de bañistas, lo cual debería llamar la atención del Gobierno”.

Localizado en la dehesa el Manzano, su propietario en el año 1909 era el ingeniero belga y exdirector de las minas del Horcajo Leopoldo Meyer; este manantial de aguas minerales fue considerado en su tiempo de gran importancia debido a las propiedades curativas de sus aguas que se usaban para gran número de enfermedades, sobre todo de las que afectaban a la piel, al sistema nervioso y al sistema digestivo. “Al pie de una gigantesca montaña, cubierta de frondosa vegetación que oculta entre espesos matorrales e inmensos arbustos las enormes rocas que la forman, se hallan el baño, fonda, amplios cuarteles, paseos, jardines, arboledas, fuentes y demás comodidades que su dueño ha construido, aunque a sabiendas de que los rendimientos jamás equilibrarían los gastos hechos, pues cuenta con un obstáculo por ahora insuperable que se refiere a los difíciles medios de comunicación”.

Sin embargo, eran muchas las familias que de pueblos como Torrecampo, Villanueva de la Serena, Pedroches, Conquista y otros puntos de Extremadura, así como de pueblos como Mestanza, Hinojosas, Solana del Pino, Cabezarrubias, Puertollano, San Lorenzo y El Hoyo, acudían “a este escondido y ameno lugar en busca de la anhelada salud. La casa del dueño es un hotelito compuesto de tres pabellones, rodeada de un hermoso jardín con abundantes árboles frutales, como naranjos, limoneros o acacias, eucaliptus y algunas palmeras enanas”. En estas fechas el administrador del balneario era Juan Valero.

En el año 1927 figuraba como establecimiento de aguas mineromedicinales legalmente reconocido dentro de la provincia de Ciudad Real, siendo su propietario Oswaldo Meyer, perdiendo la consideración de balneario de utilidad pública según el nuevo Estatuto de Balnearios de 1929. Fue clausurado por no haber solicitado su dueño la declaración de utilidad pública.

La fuente de agua agria en Las Tiñosas no es el único manantial. En los libros consultados se hace referencia a otro manantial más elevado que nace en la falda norte del cerro del Rabanal, a 800 metros sobre el nivel del mar. Su caudal llegó a ser de 14 litros por minuto y su temperatura de 15º; era empleado para el baño.

Como se puede apreciar, nada de lo anterior es motivo de peso para proceder a la recuperación de un lugar que irremediablemente engrosará la lista de recursos patrimoniales extintos en el Parque Natural Valle de Alcudia-Sierra Madrona. Suma y sigue.

Anuncios

Acerca de Demoxia

Todo lo que diga acerca de mí, podrá ser utilizado en mi contra...
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Medio Ambiente y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Despachaos a gusto...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s