Para quitarse el sombrero

El saxofonista Pedro Iturralde inició el camino. Junto al formidable Paco de Lucía elaboró el maridaje entre jazz y flamenco y llegaron a grabar discos para el mítico sello Blue Note. 

Desde entonces, nada volvió a ser lo mismo y gente como Jorge Pardo, Carles Benavent y Tino Di Geraldo continuaron la estela de un género híbrido. Artistas consagrados que abrieron la veta para que el joven trompetista puertollanense Enrique Rodríguez “Enriquito” tomara el testigo en la fusión del jazz-flamenco.

En octubre de 2011, el sello discográfico Youkali Music editaba “Me quito el sombrero”, el debut de Enriquito en solitario. Un nuevo avance, donde la trompeta y el fliscorno toman las riendas para adaptar sonidos flamencos.

Un estreno a lo grande. En “Me quito el sombrero” destacan las colaboraciones de dinosaurios de la escena nacional como Jorge Pardo, Carles Benavent, Juan Diego Mateos y Sandra Carrasco.

Asegura Enriquito que su disco está trufado de variedad, “muchos cambios de ritmos y diferentes atmósferas” señala. Un trabajo sin precedentes donde la trompeta y el fliscorno se transforman en voces jondas, modificando las melodías flamencas en improvisaciones jazzísticas.

De paso, este complejo trabajo demuestra que nos hallamos ante un artista singular, que ha mamado el jazz-flamenco y que es capaz de llevarlo a su terreno. “Me quito el sombrero” está compuesto de nueve temas, compuestos por el propio trompetista que hasta se atreve con una versión de Camarón de la Isla.

En todo este tiempo, Enriquito ha presentado su álbum-debut en numerosas salas de España, destacando la madrileña Sala Clamores, sancta sanctórum de figuras jazzísticas del país. Saca tiempo de donde puede pues está absorbido por la gira que actualmente lleva a cabo con Canteca de Macao, grupo de fusión y del que es componente.

Para la grabación de “Me quito el sombrero”, Enriquito contó con una banda formada por Rodrigo U. Díaz, el batería “El niño”, José Almarcha a la guitarra española, Yago Salorio al bajo eléctrico y el cantaor Juan Debel.

Trompetista de vocación, obtuvo el Grado Superior de trompeta en el Conservatorio de Córdoba y desde los 18 años colaboró con Jorge Pardo en diversas grabaciones de televisión y proyectos discográficos. Enriquito confiesa que Pardo es su verdadero mentor, una influencia capital en su consolidación como música.

Pero no olvida sus raíces. Su etapa con “Lolaimon” y sus actuaciones con Tune Up, grupo de jazz comandado por su padre y el guitarrista Julián Pavón. Siempre que puede, se escapa unos días a Puertollano para tocar algo con ellos. Descúbranse, estamos ante un músico prometedor. Transita por el mismo camino que pisó Pedro Iturralde.

Anuncios

Acerca de Demoxia

Todo lo que diga acerca de mí, podrá ser utilizado en mi contra...
Esta entrada fue publicada en Creación y Cultura, Participación Ciudadana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Despachaos a gusto...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s